Dënver es un duo musical de pop-indie originario de San Felipe, Chile, después de varios años de andar en la escena musical de Latinoamérica, estos jóvenes han logrado posicionar sus composiciones en un buen lugar, compartiendo su música en los escenarios de más 10 países entre los cuales se encuentran algunos del viejo continente (Europa).

Dënver a través del tiempo:

Los músicos nos comentaron que desde el inicio ha sido trabajar mucho y aprender de la gente que van conociendo en la aventura musical, ya que finalmente son cosas que se llevan al estudio o incluso a la forma de ejecutar en vivo. La filosofía que sigue Milton Mahan guitarrista del grupo, se rige a que el éxito es fruto del trabajo que se elabora día con día.

En cuando a Mariana Montenegro tecladista y voz del duo, ella comenta que al inicio fue un poco raro encajar con las bandas que había en Chile en ese momento, pero cuando se mudaron a Santiago empezaron a encontrar agrupaciones con las que se fueron identificando poco a poco y que están pendientes de los nuevos proyectos ya que es una manera de complementarse, conectarse y crecer.

Proceso de creación:

Milton comenta que él es el encargado de componer las canciones, claro, tomando siempre en cuenta a Mari y tratando de que no se sienta incomoda con lo que tenga que cantar. Una vez creada la canción, ambos deciden sobre los arreglos de la misma.

«En lo personal me gusta mucho componer para chicas, hay una búsqueda de género que me interesa mucho, creo que aflora mi lado más ‘femenino’ y termina saliendo algo ambiguo» comentó Milton.

Dënver en México:

Para recordar:

«Una anécdota que jamás olvidaremos fue en abril en Monterrey cuando tocábamos en el Festival Pal Norte; hubo un momento en que lancé al público unos calzones de Dënver, pero mi torpeza y el viento hicieron que cayeran justo en el espacio que hay entre el escenario y el público. Una niña se abalanzó y traspasó la reja con la mitad de su cuerpo, se quedó atrapada. Los guardias y la gente trataban de sacarla, pero era casi imposible. Después de varias canciones, consiguió salir de ahí. Obviamente, alcanzó el calzón y se lo quedó» recordó la cantante.

«Sin duda la tormenta que cayó antes de nuestro show en el Zócalo, todo partió como una de esas lluvias de CDMX que en Chile no se ven jamás; la verdad nos emocionaba mucho tocar bajo la lluvia porque sabíamos que la gente se quedaba igual. De pronto miré al escenario y desde las estructuras caían chorros de agua como si fuesen baldes, fue bien rudo para todo nuestro equipo, a mi se me estropearon dos de mis pedales favoritos, pero son cosas materiales que finalmente dan lo mismo, ganamos una anécdota que sin duda no olvidaremos» acotó el guitarrista.

Enseguida les dejamos su más reciente material Bear Story, un cortometraje que se venía preparando desde hace cuatro años atrás. ¡Que lo disfrutes!

«Lo que más me gusta de México es el carisma de la gente. De verdad que no puedo dejar de admirarlo. También me gusta la ciudad y la sociedad, pues conservan demasiado bien sus tradiciones, haciéndolas vivas y palpables. Cada vez que voy a México llego muy inspirada a Chile, conoces a los fans y te das cuenta de que el mundo se puede unir a través de la música»  acotó Mari.

«La sabiduría mexicana creo que es lo que más admiro. Esos conocimientos milenarios con los que siento hoy en día logran convivir con gran armonía es algo que me gustaría que en Chile se pudiese aprender. Como está la muerte integrada a la vida también es algo que admiro mucho, me da la sensación que la piensan como algo que es parte de la vida» reveló Milton.

Los extras en el show en vivo:

Mahan y Montenegro se presentaron en el marco de la Semana de las Juventudes un par de semanas atrás, razón por la cual nos percatamos del plus de su show en vivo y los bailarines. Platicando con los músicos, la cantante nos comentó que antes de grabar Sangre Cita inició las clases de baile y esto le abrió un gigantesco mundo que le sirvió para renovar el show de la banda, ya que siempre están buscando incluir novedades.
El guitarrista comentó que el baile es un mundo totalmente ajeno a él, sin embargo, ha aprendido muchísimo de él, desde como pararse en el escenario hasta como transmitir la energía al público.

Para recordar:

«Una anécdota que jamás olvidaremos fue en abril en Monterrey cuando tocábamos en el Festival Pal Norte; hubo un momento en que lancé al público unos calzones de Dënver, pero mi torpeza y el viento hicieron que cayeran justo en el espacio que hay entre el escenario y el público. Una niña se abalanzó y traspasó la reja con la mitad de su cuerpo, se quedó atrapada. Los guardias y la gente trataban de sacarla, pero era casi imposible. Después de varias canciones, consiguió salir de ahí. Obviamente, alcanzó el calzón y se lo quedó» recordó la cantante.

«Sin duda la tormenta que cayó antes de nuestro show en el Zócalo, todo partió como una de esas lluvias de CDMX que en Chile no se ven jamás; la verdad nos emocionaba mucho tocar bajo la lluvia porque sabíamos que la gente se quedaba igual. De pronto miré al escenario y desde las estructuras caían chorros de agua como si fuesen baldes, fue bien rudo para todo nuestro equipo, a mi se me estropearon dos de mis pedales favoritos, pero son cosas materiales que finalmente dan lo mismo, ganamos una anécdota que sin duda no olvidaremos» acotó el guitarrista.

Enseguida les dejamos su más reciente material Bear Story, un cortometraje que se venía preparando desde hace cuatro años atrás. ¡Que lo disfrutes!